"Reflexiones de Errores"

Reflexiones de Amor
Reflexiones Errores
Piropos de Amor
Gera Web
Mis Pensamientos
Fraces
Buen Humor
Adibina la Obra
Chistes Machistas
Chistes Feministas
LO MAS TRISTE ES....
Realmente lo mas triste es perder tus sueños...
Darte cuenta de la realidad, cuando la tenías frente a tus ojos y nunca la quisiste ver...

Mirar que tus ilusiones desaparecen cada vez más..

Tener una decepción..

Fracasar en tu mas grande sueño..

Perder un gran amor..

Perder tu alegría..

Vivir derramando lagrimas..

Envidiar..

Odiar..

Mentir..

Ofe nder..

Pero lo que realmente es triste es:

"NO QUERER CAMBIAR TU VIDA"

"AUN ES TIEMPO DE VOLVER A EMPEZAR Y EVITAR LOS MISMOS ERRORES AUN ES TIEMPO DE BRINDARTE UNA OPORTUNIDAD QUE CAMBIARA LOS DIAS DE TU VIDA"
--------------------------------------------
PENSAMIENTO
Un día de tantos, después de discutir muy fuerte con el padre de mis hijos, le grite : ¡ OJALA QUE TE MUERAS !.
Era tan desesperante el no ponernos nunca de acuerdo en nada, yo era muy joven y el 10 años mayor que yo. Mientras que yo quería salir, él deseaba estar en casa, yo platicar y el callar, yo ir al cine él ver televisión y asi.

Terminó por encontrar otra mujer con quien poder vivir como él lo deseaba, tenía dos mujeres en su vida sin que ninguna de las dos lo supieramos hasta el día aquel en que le grite : ¡ OJALA QUE TE MUERAS !.

Pasarón varios dias y una tarde nos llevo a pasear a una laguna muy famosa en Jalisco, pasamos la tarde en armonía y paz. De regreso a casa, los niños venian dormidos y empezamos a hablar en voz baja de nuestra situación y de nuevo le dije entre dientes : ¡ OJALA QUE TE MUERAS !, él contesto con una sonrisa : Mas pronto de lo que crees.

No habian pasado 5 minutos de decir eso, cuando un auto entro en sentido contrario y nos choco de frente. El volteo el volante hacia un lado, recibiendo el todo el golpe y falleció en forma instantanea.

Pasarón los minutos y alguien nos saco del auto.

Han pasado muchos años desde aquella discusión y recuerdo con mucha tristeza que esa fué nuestra despedida. Así despedí al hombre con quien tuve 3 hijos, con quien compartí noches de amor, de romance y de felicidad, pero en mi amargura de los últimos días, sólo veía el lado malo de él y de nuestro matrimonio.

¿ Cómo me siento hoy ? muy mal, se me cumplió mi deseo de que él muriera sin saber lo triste que es vivir sin la persona con quien juramos amarnos y respetarnos por siempre...
--------------------------------------------
EL LORO QUE PEDIA LIBERTAD
Ésta es la historia de un loro muy contradictorio. Desde hacía un buen número de años vivía enjaulado, y su propietario era un anciano al que el animal hacía compañía.
Cierto día, el anciano invitó a un amigo a su casa a deleitar un sabroso té de Cachemira. Los dos hombres pasaron al salón donde, cerca de la ventana y en su jaula, estaba el loro.Se encontraban los dos hombres tomando té, cuando el loro comenzó a gritar insistente y vehementemente:

- ¡libertad, libertad, libertad!

No cesaba de pedir libertad. Durante todo el tiempo en que estuvo el invitado en la casa, el animal no dejó de reclamar libertad. Hasta tal punto era desgarradora su solicitud, que el invitado se sintió muy apenado y ni siquiera pudo terminar de saborear su taza. Estaba saliendo por la puerta y el loro seguía gritando: "¡Libertad, libertad, libertad!!"

Pasaron dos días. El invitado no podía dejar de pensar con compasión en el loro. Tanto le atribulaba el estado del animalillo que decidió que era necesario ponerlo en libertad. Tramó un plan. Sabía cuándo dejaba el anciano su casa para ir a efectuar la compra.Iba a aprovechar esa ausencia y a liberar al pobre loro.

Un día después, el invitado se apostó cerca de la casa del anciano y, en cuanto lo vio salir, corrió hacia su casa, abrió la puerta con una ganzúa y entró en el salón, donde el loro continuaba gritando: "Libertad, libertad, libertad".Al invitado se le partía el corazón. ¿Quién no hubiera sentido piedad por el animalito? Presto, se acercó a la jaula y abrió la puertecilla de la misma. Entonces el loro, aterrado, se lanzó al lado opuesto de la jaula y se aferró con su pico y uñas a los barrotes de la jaula, negándose a abandonarla.

El loro seguía gritando:¡Libertad, libertad, libertad!"

El Maestro dice: Como ese loro, son muchos los seres humanos que dicen querer madurar y hallar la libertad interior, pero que se han acostumbrado a su jaula interna y no quieren abandonarla.

Desconozco su autor

Gracias amiga es excelente!

Deseamos cambiar, madurar pero cuando se nos presenta esa maravillosa oportunidad nos resistimos.

Nos culpamos, nos enfadamos, nos entristecemos, reconocemos luego que los errores los cometimos nosotros y en ese instante entendemos que debemos abrirnos, cambiar, modificar actitudes pero como prisioneros acostumbrados a su rutina nos resistimos a abrir la jaula y dar ese paso tan importante con el que obtendremos nuestra libertad interior.

Pensemos en el loro de este cuento deseando y pidiendo la libertad, pero no hagamos como él que en el momento de poder obtenerla se resiste y pierde esa oportunidad maravillosa.

Nosotros aprovechemos las oportunidades que se nos presentan y que nos auguran un futuro de gran crecimiento interior, de liberación y cambio que pueden beneficiarnos.

Abramos esa gran jaula que nos contiene y que nos hace resistirnos a un mundo mejor en el que podamos crecer siendo realmente mejores personas cada día...

Podemos desear cambiar, madurar, mejorar, ser diferentes...pero lograrlo depende sólo de nosotros.
---------------------------------------------
El dinero, Puede comprar una casa, Pero no un hogar,
Puede comprar una cama, Pero no el sueño,

Puede comprar un reloj, Pero no el tiempo,

Puede comprar un libro, Pero no el conocimiento,

Pude comprar una posición, Pero no el respeto,

Puede pagar un médico, Pero no la salud,

Puede comprar la sangre, Pero no la vida,

Puede comprar el sexo, Pero no el amor.
---------------------------------------------
CUANDO DUELE AMAR
Duele amar cuando el lema de la persona elegida es: "Amaré solamente cuando encuentre a alguien que lo merezca", cuando no hoy concidencia, cuando no hay reciprocidad, entonces es cuando duele.
Duele amar cuando sólo te buscan de vez en cuando, cuando no hay tiempo, cuando hay mucho trabajo y muchos pretextos; duele cuando has demostrado, has dado, has entregado, has soñado a cambio de nada.

Dejará de doler cuando las dos personas sean el uno para el otro, cuando uno sea el cauce y el otro el río, uno el origen el otro el destino, uno el campo, el otro la flora, uno la luz y el otro la sombra.
---------------------------------------------
MAL CARACTER.
Un mensaje para meditar.
Esta es la historia de un muchachito que tenia muy mal caracter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detras de la puerta.

El primer dia, el muchacho clavo 37 clavos detras de la puerta. Las semanas que siguieron, a medida que el aprendia a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detras de la puerta.

Descubrió que era mas fácil controlar su genio que clavar clavos detras de la puerta. Llego el dia en que pudo controlar su caracter durante todo el dia. Despues de informar a su padre, este le sugirio que retirara un clavo cada dia que lograra Controlar su caracter.

Los dias pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban mas clavos para retirar de la puerta. Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta.

Le dijo: "has trabajado duro, hijo mio, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca mas sera la misma. Cada vez que te pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aqui ves." Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastara, y la cicatriz perdurara para siempre.

Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa fisica. Los amigos son joyas preciosas. Nos hacen reir y nos animan a seguir adelante.

Nos escuchan con atencion, y siempre estan prestos a abrirnos su corazón.


---------------------------------------------
NO CARGUES LAS PIEDRAS CON LAS QUE TROPIEZAS.
Hu-Ssong propuso a sus discípulos el siguiente relato:
- Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra.Igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar. ¿Qué piensan ustedes de ese hombre?

- Que es un necio -respondió uno de los discípulos-.

¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?

Dijo Hu-Ssong:

- Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos.

Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.

Así dijo Hu-Ssong, y los discípulos se hicieron el propósito de no cargar nunca el peso del odio o del

resentimiento.